Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Morbi eu nulla vehicula, sagittis tortor id, fermentum nunc. Donec gravida mi a condimentum rutrum. Praesent aliquet pellentesque nisi.
Image thumbnail

Joven, Crianza, Reserva, Gran Reserva. ¿Cómo usamos estos términos en la D.O. Arlanza?

Joven - Crianza - Reserva - Gran Reserva - D.O. Arlanza

Joven, Crianza, Reserva, Gran Reserva. ¿Cómo usamos estos términos en la D.O. Arlanza?

Cuando cogemos una botella de vino y nos fijamos e su etiqueta nos encontramos términos como “Genérico”, “Joven”, “Crianza”, “Reserva”, “Gran Reserva”, “Añejo”, “Noble”, etc. Estas menciones nos deberían ayudar a conocer ciertas características sobre el tiempo de maduración del vino, aunque dependiendo de las diferentes regulaciones y denominaciones de origen pueden variar las condiciones.

En la Denominación de Origen Arlanza utilizamos cuatro denominaciones para hablar del envejecimiento del vino: “Joven”, “Crianza”, “Reserva”, “Gran Reserva”.

Los vinos tintos Jóvenes son los que no han permanecido en barrica o lo han hecho por un periodo inferior a 6 meses.

Los vinos tintos Crianza han de tener un período mínimo de envejecimiento de 24 meses, contados a partir del 1 de noviembre del año de la vendimia, de los que al menos 6 meses habrá permanecido en barricas de roble.

Para los vinos tintos Reserva exigimos un período mínimo de envejecimiento de 36 meses, contados a partir del 1 de noviembre del año de vendimia, de los que habrá permanecido al menos 12 meses en barrica de roble y en botella el resto de dicho período.

Finalmente los vinos tintos y rosados Gran Reserva deben tener un período mínimo de envejecimiento de 60 meses, contados a partir del 1 de noviembre del año de vendimia, de los que habrá permanecido al menos 18 meses en barrica de roble y en botella el resto del tiempo.

Ahora cuando estés frente a un Arlanza ya lo tendrás claro, pero sobre todo piensa en DISFRUTAR.