Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Morbi eu nulla vehicula, sagittis tortor id, fermentum nunc. Donec gravida mi a condimentum rutrum. Praesent aliquet pellentesque nisi.
Image thumbnail

La nieve, la mejor aliada para el vino.

La nieve, la mejor aliada para el vino. - D.O. Arlanza

La nieve, la mejor aliada para el vino.

Este invierno está siendo especialmente frio en toda España. Todos recordamos los recientes estragos que ha causado la famosa borrasca Filomena. Lo que al principio era una estampa bucólica, ha terminado siendo un auténtico quebradero de cabeza para muchos.

Sin embargo, estas precipitaciones han supuesto una gran alegría para los viñedos. Al contrario de lo que sucede con otros cultivos de campo, para los viñedos la nieve es su mejor aliada durante el invierno, aportando grandes beneficios para su desarrollo.

La nieve ensalza la belleza de los viñedos, pero dejando a un lado los beneficios estéticos vamos a comentar los beneficios naturales.

Por un lado, el manto de nieve que cubre los viñedos es una fuente de agua de calidad. Al derretirse lentamente, los viñedos reciben agua de manera uniforme, llegando a todas las capas a un ritmo ideal. Esto supone una fuente de nutrientes extra, manteniendo el suelo húmedo e hidratando la planta durante un largo tiempo.

Además, si la viña ya ha sido podada, el frio y la nieve actúan como cicatrizante, sanando las ramas sesgadas y evitando que puedan entrar enfermedades a la planta.  Estos fenómenos meteorológicos también actúan como un agente de limpieza natural, acaban con las impurezas de la viña y sirven como insecticida, ya que terminan con los insectos que pudiera haber en los viñedos.

Por tanto, en caso de nieve la planta brota completamente limpia y sana. Como dice el refrán… Año de nieves, año de bienes.